Dieta Postparto




Para retomar la figura que tenias antes del embarazo debes esperar algunos meses, manteniendo una dieta adecuada para ti y para tu bebé, ya que debes alimentarte bien para que puedas lactar, y además también debes hacer ejercicio.

Durante los primeros tres meses no debes adoptar ningún tipo de dieta restrictiva, pues según la manera en que te alimentes tu bebé seguirá creciendo sano y fuerte. La idea es tener una muy buena alimentación llena de proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales los cuales ayudan a la recuperación de tu organismo, además de esta forma se estimula la producción de la leche.


En un principio debes disminuir alrededor de cinco o siete kilos, los cuales pertenecen al bebé, el líquido amniótico, la placenta y el útero. Si durante el embarazo tenias hinchazón, rápidamente esta irá desapareciendo.

No debes excederte en tu alimentación

Tu alimentación debe aumentarse en 500 calorías a las necesarias en estado normal.

• Consume tres porciones de proteínas como pescado, carne o pollo.
• Tres porciones de lácteos como queso, leche o kumis.
• Ocho porciones de harinas como cereales, pasta, pan o arroz.
• Debes consumir al menos ocho vasos de agua o jugos naturales.
• NO debes tomar cafeína ni alcohol,  estos son perjudiciales para la salud del bebé y la mamá.

Para una mejor alimentación debes restringir las grasas, por tal motivo es mejor cocinar los alimentos al vapor o a la plancha.

La mejor dieta es la lactancia

Para adelgazar rápidamente debes amamantar a tu bebé, ya que el exceso de calorías se proporciona a la producción de leche materna, igualmente la grasa se convierte en alimento para tu bebé.

El ejercicio también ayuda

Antes de realizar cualquier rutina de ejercicios es recomendable que lo consultes con tu medico, es apropiado esperar al menos 40 días cuando el parto es vaginal o tres meses si fue cesárea. La madre tiene diversas opciones de ejercicio como caminar, trotar, nadar, hacer aeróbicos, montar bicicleta, hacer yoga, entre otras. Ten en cuenta que no debes forzar mucho tu cuerpo y debes parar cuando te sientas fatigada.