Comer Mocos Es Bueno Para La Salud


Algunas de las costumbres de los niños, e incluso de los adultos es la de fisgonear su nariz en busca de mocos para extraerlos y comerlos.

Este acto es asociado negativamente y en forma de asco, es más, tratamos de educar a nuestros hijos para que no coman sus mocos, sin embargo los niños lo hacen y curiosamente sin que nadie les haya enseñado.

El acto de comer mocos al ser una conducta no aprendida, nos puede llevar a decir que es algo natural e incluso bueno para nuestro cuerpo. Esta hipótesis la confirma Friedrich Bischinger (neumólogo austriaco), "Sacarse los mocos es recomendable, y aún mejor comérselos."

Al sacar los mocos con los dedos podemos eliminar nuestras secreciones que han quedado pegadas en las paredes de las fosas nasales dejándolas limpias. El Dr. Bischinger recomienda a los padres dejar que sus hijos coman sus mocos y que actúen con naturalidad.

Otra de las ventajas de comer mocos es que refuerza el sistema inmunológico, ya que al ingerir nuestros mocos funcionan a modo de vacuna.

La mayor causa de la perdida de la costumbre de comer mocos es debido a la sociedad, perdiendo igualmente los beneficios que este acto nos trae. Pero ciertamente es muy difícil hacer ver de forma diferente a la sociedad que el comer mocos es bueno.

Igual no podemos decir a nuestros hijos que mantengan comiendo mocos así sea muy bueno para nuestra salud, ya que esto podría dañar nuestra imagen.