Timidez En Los Niños


Ser tímido o extrovertido hace parte de la personalidad y forma de ser de cada uno, pero ser tímido no necesariamente es un problema, si te preocupa que tu niño sea introvertido debes saber primero hasta que punto es normal su timidez.

Recuerda que ser tímido e introvertido es tan normal como ser extrovertido, solo son diferentes maneras de ser, y antes de que tomes alguna decisión apresurada o te preocupes demasiado por tu hijo, te enseñaremos hasta que punto es normal la timidez infantil.

La timidez es normal en tu hijo si:

  • Se mantiene callado y demuestra cierta timidez con personas desconocidas o situaciones nuevas, pero luego de un tiempo se relaja y ha tomado confianza con las personas que lo rodean y el nuevo ambiente.
  • Tiene amigos aunque sean pocos.
  • No le gusta demasiado la idea de ser el centro de atención e interactuar en grupos grandes, pero si se siente a gusto en grupos pequeños.

Generalmente los niños tímidos en un nivel normal no tendrán problemas para relacionarse con demás personas en su edad adulta, además el temperamento del niño puede ser debido a alguno de sus padres.

La timidez no es un comportamiento anormal, pero si se puede convertir en un problema en caso que:

  • Interfiera en la habilidad de tu niño para hacer amigos y desenvolverse en la escuela, por ejemplo cuando tu hijo no quiere ir a su escuela y tenga dificultades al relacionarse con sus profesores.
  • Produzca ansiedad y miedo.
  • Tu hijo se sienta solo y tenga una baja autoestima.

Si la timidez del niño está interfiriendo en su cotidianidad deberías planear asistir con tu hijo al pediatra o a un psicólogo infantil para saber que medidas puedes tomar al respecto.

Ten en cuenta que el apoyo del padre es fundamental en la personalidad del niño, aun más cuando se tiene problemas de timidez.

Cómo prevenir la timidez en mi hijo?

  • Bríndale seguridad y prepáralo para las situaciones en que creas que se va a sentir incomodo hablándole de las persona que estarán ahí y diciéndole que no hay nada que temer, además asegúrate que a donde vayas haya alguna persona de su confianza.
  • Motívalo a interactuar en grupo, invita a sus amigos a jugar en casa, llévalo al parque a jugar con otros niños.
  • Anímalo cuando hace algo diferente y dile que los demás niños son como él y que tener amigos es muy divertido.

Ayudando a tu hijo poco a poco a interactuar con los demás verás como poco a poco el se sentirá más cómodo y podrá hacer amigos mucho más fácilmente.