Cómo evitar los ácaros del polvo para prevenir alergias


¿Cómo evitar que los bebés padezcan alergia a los ácaros del polvo? este vídeo explica porqué la limpieza es fundamental para evitar la presencia de ácaros que son la principal causa de alergias infantiles.





Recomendaciones

Mantener limpia de forma constante la habitación de los bebés aspirando, cambiando las sábanas y lavando las mantas son cuestiones prioritarias.

• Remover alfombras y tapizados que guarden polvo. Lo ideal son pisos de madera, cerámica o caucho.
• Aspirar todos los días.
• Sacudir y asear el colchón. Cubrirlo con un forro plástico.
• Poner cubierta plástica a las almohadas.
• Evitar los peluches y muebles tapizados. Es preferible que haya juguetes lavables. “Como los ácaros no resisten el frío intenso, si los peluches son pequeños pueden meterse en bolsas plásticas, ponerlos en el congelador y al otro día cepillarlos”.
• No permitir el ingreso de mascotas al dormitorio del pequeño.
• En lo posible, usar persianas, pues son fáciles de limpiar.
• No fumar en casa.
• No utilizar cobijas de lana.
• Cambiar los tendidos diariamente.
• Lavar la ropa de cama en agua caliente.
• No abusar de solventes tipo varsol, ni de ambientadores o insecticidas, sustancias que afectan a los niños.
• Tener un cuarto bien ventilado.
• Usar una sustancia impermeabilizante sobre las paredes para aislar el polvo.
• Evitar calefacciones o aires acondicionados, excepto si hace mucho frío o calor.