Cómo Preparar Un Biberón Al Bebé


La leche materna es la opción más recomendable para alimentar al bebé durante sus primeros seis meses de vida, no obstante, si por cualquier motivo no puedes darle pecho, existen gran variedad de leches adaptadas, en estos casos debemos consultar al pediatra qué tipo de leche es más adecuada para nuestro hijo o hija.




Preparación Del Biberón

• Acuérdate de limpiar bien tus manos

• Pon a hervir el biberón durante 5 a 10 minutos en agua, también puedes utilizar esterilizadores.

 Pon a hervir el agua que agregaras al biberón, esta debe hervir durante 5 minutos y no durante más tiempo para que no haya demasiada concentración de sales.

 La temperatura del agua debe ser aproximadamente 40 grados.

 Otra opción que puedes tener es utilizar agua embotellada, en este caso para calentar un biberón puedes usar un calienta biberones o hacerlo en un baño maría.

 Agita bien el biberón si lo calientas en un horno microondas ya que este no caliente uniformemente.

 La cantidad de leche que debe añadirse siempre está muy bien especificada en el mismo recipiente.

 Por cada 30 ml de agua agrega  una medida dosificadora que la encuentras en el mismo envase. Recuerda que siempre son medidas rasas y sin comprimir

 Tapa el biberón y agítalo bien hasta la completa disolución de la leche en polvo para que no se formen grumos.

Cómo comprobar la temperatura del biberón?

Es muy importante si la temperatura del biberón es la adecuada. Para comprobarlo deja caer algunas gotas sobre el dorso de la mano.

Cómo dar el biberón a mi bebé?

 En cuanto a la posición del biberón, se debe tener la inclinación necesaria para que el chupo este siempre lleno de leche, así te aseguras que el bebe no trague aire.

 Es conveniente hacer alguna pausa de vez en cuando para que descanse.

 Cuando acabe no olvides da darle algunos golpecitos en la espalda para que eructe.
Si tu hijo devuelve a menudo la leche, puedes darle una leche antiregurgitacion.

Limpieza Del Biberón

Después del uso del biberón debes limpiarlo con agua y jabón usando un cepillo especial para eliminar cualquier resto de leche.

Importante

 No se deben guardar las sobras de una toma para otra ni preparar biberones con antelación.

 El consumo debe ser inmediato a la preparación del biberón.