Los Niños Hacen Lo Que Ven


En el vídeo no sólo vemos actitudes sencillas y costumbres de los adultos que los niños repiten, sino cosas tan fuertes como la grosería o el maltrato de un hombre hacia su pareja. Los miembros de esa asociación saben que los niños no aprenden lo que se les dice, sino lo que ven, lo que hacen sus mayores, sus referencias.


Unos niños que ven mala educación en sus padres, que observan que tratan irrespetuosamente a los demás, no van a ser educaditos precisamente. Los hijos de maltratadores son en muchas ocasiones maltratadores a su vez. Es difícil zafarse de ese círculo y casi imposible durante la infancia.




Esta campaña me hace pensar en la responsabilidad que tenemos hacia los menores, no sólo en lo que les decimos, sino, sobre todo, en cómo nos comportamos. Y que debo exigir sólo lo que yo misma puedo hacer.

Si un niño vive criticado,
aprende a condenar.

Si un niño vive en un ambiente hostil,
aprende a pelear.

Si un niño vive ridiculizado,
aprende a ser tímido.

Si un niño vive avergonzado,
aprende a sentirse culpable.

Si un niño vive con tolerancia,
aprende a ser paciente.

Si un niño vive con aliento,
aprende a tener confianza.

Si un niño vive estimulado,
aprende a apreciar.

Si un niño vive con honradez,
aprende a ser justo.

Si un niño vive con seguridad,
aprende a tener Fe.

Si un niño vive con aprobación,
aprende a valorarse.

Si un niño vive con aceptación y amistad,
aprende a encontrar el Amor en el mundo.